Mario De Candia – Entrevistas Punto Wine

Mario De Candia –

Locutor, Actor de Doblaje, standapero entre sus multifaceticos personajes


 

PW: ¿Quién es Mario De Candia?
Ni idea! No lo conozco! Nah, hablando en serio. Es un buscador de aventuras. Un tipo al que no le gusta estar quieto.

PW: ¿Cómo llegaste a Bendita?
Llegué por recomendación de Fernando Crisci, (humorista, guionista de TV y gran amigo) que por entonces era guionista de Bendita y pensó que yo hacía naturalmente las payasadas que necesitaba el programa.

PW:¿Cuál de tus facetas te gusta más y cuál no?
Creo que lo que más me gusta de mí es que no digo que no a ningún desafío. Primero pruebo, doy todo de mí. Si no puedo, lo reconozco. Pero no será por que no lo intenté con todo.
Lo que menos me gusta es que justamente por lo que dije antes, a veces me sobre exijo mucho.

PW: ¿En qué momento decidiste ser locutor y que te motivó a ello?
Es mi vocación, creo que no lo decidí. Viene conmigo. Es parte de mí. Siempre jugué a esto (todavía juego a esto). Pero si tengo que señalar un punto en el que decidí ponerlo en marcha, creo que fue a los 18, cuando arranqué en una radio vecinal (eufemismo para FM trucha).
El motivo es el mismo que me lleva hoy a todos lados: Me apasiona hacerlo.

PW: ¿Con qué colega te identificás?
Hay muchos colegas que admiro y de todos ellos me identifica una parte. Creo que con el perfil con el que más me identifico es con el de Fabián Cerfoglio (ex Duro de Domar). El inició un poco este estilo en la tele del locutor que rompe el “off”.

PW: ¿Qué tipo de humor no harías y cuál es tu límite?
Creo que uno no debe hacer nada que no haga bien. Al menos desde una óptica propia honesta.
No reprimo ninguna forma de humor, ni le escapo a ningún tema. Como comediante, considero que la habilidad está en elegir el público adecuado.
Mi límite es la ofensa. Si alguien se siente ofendido, no importa lo que yo piense. Lo suprimo, porque la idea del humor es exorcizar los demonios, no crearlos.

PW: ¿Cómo te reconoce la gente en la calle?
Siempre me abordan con mucho cariño. Ya sea para una foto, un comentario o simplemente para saludar, es con buena onda.
Comprendo que para esas personas uno es uno más de la mesa a la hora de la cena y por más que no nos hayamos visto antes, esa energía está ahí.

PW: ¿Existen patrones de humor específicos a la hora de crear material humorístico? ¿Cuáles son?
El humor es tan básico como el temor. Así como hay cosas que universalmente dan miedo, hay otras que a todos nos hacen reír.
Así que lo primero que tenés que tener en mente a la hora de escribir tu material es que sea universal. Que cualquiera sepa siempre de qué estás hablando.
Para decirlo cortito, los buenos chistes no necesitan explicación!
Para más datos, doy clases los jueves, je!

PW: ¿Qué pensás de los youtubers y cuánto tiempo le dedicás a las redes?
Youtube es un universo al que llegué tarde. Pienso que es genial que haya quienes generen nuevas formas de comunicación y expresión.
Probablemente, mi familia te dirá que dedico demasiado tiempo a las redes… Qué puedo decir? Me gusta webear!

PW: ¿Tenés algún ritual para prepararte antes de un espectáculo o la tele?
Para la tele nada especial. Llego al canal muchas horas antes del programa (la elaboración y grabación de los informes lleva su tiempo). Cuando llega la hora, me cambio, me maquillan y AL AIRE! Me siento muy cómodo.
El teatro es otra cosa. La gente está ahí, juzgándote en directo. Así que alguna cábala para mitigar el julepe tengo. La más curiosa, creo, es tener un punteo de los temas de mi monólogo en el bolsillo. Tengo terror de olvidarme algo. Creo que jamás lo sacaría para leerlo, pero ahí lo tengo!

PW: Por último… ¿Vino o cerveza?
Tengo un gran corazón con lugar para los dos. Creo que la situación impone la bebida. El vino es insuperable para algunas, la cerveza acompaña bien otras.
Pero al vino lo siento más nuestro. Eso es innegable. Salú!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *